Tomatis para el niño con Síndrome de Down

tomatis para el tratamiento del sindrome de down

 

Las habilidades diferentes de las personas con Síndrome de Down, en algunas ocasiones se transforman en una barrera que dificultan su calidad de vida. Para derrumbarla, nada mejor que el Método Tomatis.

Comportamiento impulsivo, deficiencia en la capacidad de discernimiento, periodo de atención corto y aprendizaje lento, son algunos de los síntomas que acompañan a la reconocible apariencia física de las personas que tienen Síndrome de Down. Esta alteración congénita es generada por una copia extra del cromosoma 21, en vez de los dos habituales que deberían existir.

Lamentablemente, los síntomas antes mencionados dificultan la integración social, autonomía y seguridad de los niños con Síndrome de Down. Varios de ellos no culminan sus estudios, forman una familia o consiguen trabajo. Dependen de sus padres incluso al llegar a una edad avanzada.

Esta es la principal preocupación de sus progenitores, quienes son conscientes de que no podrán acompañar a sus hijos eternamente. Felizmente, los incontables avances científicos en el campo de la neurociencia disminuyen estos miedos con terapias efectivas para los infantes con dicha condición, que desarrollan su autonomía, seguridad y desarrollo de habilidades cognitivas.

Uno de estos tratamientos, altamente efectivo, es el Método Tomatis, que hace más de 50 años utiliza la neuroestimulación auditiva para mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

Gracias a un estudio realizado en la Universidad de Los Ángeles (EE.UU.), por la doctora Laura Meyes, se descubrió el gran impacto de Tomatis en los pacientes con Síndrome de Down.

Los resultados de dicho análisis revelaron que los niños con un cromosoma 21 de más, tienen un lento procesamiento auditivo, un bajo tono muscular y una pobre regulación del oído medio. Todas estas carencias afectan el desarrollo del habla, lenguaje y las habilidades motoras, entre otros.

Es justamente por ello, que el trabajo directo que ejerce Tomatis sobre el aparato auditivo reduce con mayor efectividad varios de sus síntomas.

El Método Tomatis estimula la cóclea de los niños con Síndrome de Down, potenciando de esta forma su procesamiento auditivo, para que analicen y comprendan mejor los sonidos relacionados con el habla y lenguaje. Por otro lado, ejercita los músculos del oído medio, promoviendo una mayor atención en cuanto a los estímulos que los rodean.

También mejora la coordinación motora, la postura y el balance, gracias a su acción sobre el aparato vestibular. Por último, el estudio comprobó que, estimula la producción de sonidos, palabras, frases y oraciones, desarrollando así el nivel cognitivo, lingüístico y el aprendizaje efectivo.

El niño con Síndrome de Down es como todos los demás. Ayúdelo a desarrollar sus competencias y sobrepasará cualquier límite.

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
CONOCE MÁS SOBRE NOSOTROS Y SOLICITE UNA CONSULTA GRATUITA LLENANDO EL FORMULARIO  http://bit.ly/2ccZBsR
Previous Post
Next Post

Leave a Reply