¿Sabías que el Método Tomatis® puede utilizar la voz de la madre como terapia?

voz materna tomatis

¿Tomatis solo utiliza música de Mozart y autores clásicos? ¡Por supuesto que no! Un elemento poco conocido, pero altamente exitoso de esta terapia, es utilizar la voz materna como sonido para mejorar las dificultades emocionales, académicas y conductuales. La voz de una madre tiene poder, y solo Tomatis es capaz de explotarlo.

El Método Tomatis es un tratamiento de neuroestimulación auditiva, que utiliza el sonido y el canal auditivo como principal medio para solucionar diversas condiciones, trastornos o diagnósticos que alteran la vida del paciente. Para cumplir dicho objetivo, emplea composiciones de Mozart – cuyos beneficios han sido demostrados en varias ocasiones  –,   cantos gregorianos y también grabaciones con la voz materna filtradas en altas frecuencias.

Sobre esta última, los científicos han reconocido los innumerables beneficios que genera este sonido altamente intimista en los niños. La voz de una madre, utilizada de la manera correcta, es la mejor medicina para un hijo atormentado.

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, descubrió que cuando los niños escuchan breves extractos de las voces de sus madres, una gran cantidad de regiones cerebrales se activa. Esto significa que al estar expuestos a este particular sonido, desarrollan su capacidad de comunicación social, y además experimentan una mayor conexión de los circuitos cerebrales.

Los científicos afirman que la voz materna podría ser la clave en trastornos vinculados a déficits sociales, como por ejemplo, el autismo. “Nuestro trabajo sirve como patrón inicial para examinar las bases de la percepción del habla en poblaciones clínicas, como los autistas”, reconoce un miembro del equipo.

Pero los beneficios de la voz materna no acaban aquí. Su tono es como un bálsamo que acaba con los conflictos emocionales de los hijos. Este sonido transporta al infante a la tranquila época en la que se encontraba dentro del vientre, proporcionándole calma, relajación, equilibrio, y eliminando los conflictos emocionales como la depresión, ansiedad, estrés, e incluso problemas de conducta, de autoestima y seguridad.

Además de ello, la voz materna utilizada por el Método Tomatis, también sirve contra los problemas de aprendizaje. Para nadie es un secreto que la presencia de la progenitora en la vida del niño es esencial para su desarrollo, incluso en el ámbito académico. De acuerdo a los terapeutas del Método Tomatis en Cataluña (España), las dificultades de aprendizaje podrían deberse en muchas situaciones a la falta de madurez en el desarrollo fetal. Pero las vibraciones de la voz materna completan este desarrollo y por lo tanto, aumenta las capacidades cognitivas.

¿Y cómo se realiza el procedimiento? Es bastante simple, la voz de la madre se introduce en un aparato altamente tecnológico que lo transforma en un sonido similar al que el paciente oiría si se encontrara en el útero. La terapia estimula la recepción de las frecuencias necesarias para solucionar aquello que lo afecta.

“La voz del padre no tiene una frecuencia alta. No actúa como la voz de la madre porque es un estímulo externo. No se distingue de otras voces. En cambio, la voz de la madre hace parte del ambiente sonoro intrauterino”, explica Helga, directora del Centro Tomatis® en Colombia.

Ella también agrega que incluso cuando la madre le habla al feto dentro de su vientre, las palabras llegan a él a través de sus huesos hasta la cavidad pélvica, desarrollando su atención, audición, y por supuesto, sus habilidades motoras, rítmicas y neuronales. Por ello, recrear este proceso por medio de Tomatis, es sumamente productivo.

¿Cómo se siente al descubrir que su voz puede hacer la diferencia en la vida de su hijo? ¿Que es la clave para su felicidad, éxito y tranquilidad? No dude más y permita que el Método Tomatis haga su parte en este trabajo.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply