¿Por qué el Método Tomatis beneficia a los problemas de depresión?

Toda persona, en algún momento de su vida, puede llegar a sentirse triste, desmotivada o depresiva por diversos factores que influyen en su inteligencia emocional como pueden ser problemas de aprendizaje, conflictos familiares, desconfianza, autoestima baja, entre otros.

Sin embargo, la complejidad radica en que cuando este estado emocional se convierte en un problema psicológico, puede llegar a causarnos serios problemas personales. Así mismo, la ansiedad es un sistema de alerta que se activa en previsión de un peligro futuro.

El Método Tomatis actúa sobre el sistema límbico que es la parte media del cerebro, al que el sistema auditivo está conectado. Esta parte es, entre otras cosas, responsable de los mecanismos de la emoción, la memoria y el aprendizaje. Por otra parte, el órgano del oído medio llamado cóclea tiene el papel de carga cortical. Así, por su acción sobre el sistema límbico y el córtex prefrontal, el Método Tomatis va a intervenir en la regulación de los trastornos de la emoción en relación con la depresión y la ansiedad. Va a tener además una acción eficaz en la regulación del estrés.

La estimulación cerebral mediante mensajes sensoriales, dinamiza y relaja el cuerpo. El oído humano desempeña una función de “carga cortical”. Tiene por lo tanto necesidad de ser estimulada para dar energía al cerebro y el cuerpo. El sonido es necesario para nuestra realización personal. Cuanto más rico es en armónicos elevados, más es eficaz. Así es, los sonidos ricos en armónicos elevados estimulan una vasta red nerviosa, llamada “formación reticulada” que controla el nivel de actividad global de la actividad cerebral. La acción estimulante del Método TOMATIS se ve reforzada con un efecto relajante a nivel corporal, lo que va a comportar una acción positiva en la regulación de la ansiedad y el estrés.

 

 

Previous Post
Next Post

Leave a Reply