El Método Tomatis® gana la batalla contra la Depresión

depresion tomatis aletheia

Un millón 300 mil peruanos son los que sufren de la silenciosa enfermedad de la infelicidad, la depresión. Sus profundos efectos en la personalidad de quien corre con la mala suerte de experimentarla, van desde daños neuronales, hasta la muerte por suicidio. Para reducir la gravedad y luchar contra la depresión se han desarrollado diversos tratamientos; de ellos, uno de los más efectivos, es el Método Tomatis®.

Luis tenía 48 años cuando decidió probar el Método Tomatis® en Puebla Sur (México), para hacerle frente al profundo desánimo que llevaba 23 años atormentándolo. Su aspecto era triste, de postura encorvada, carácter reservado y tímido, altamente estresado y con muy poca estima. Después de 150 sesiones de Tomatis, Luis encontró la armonía y tranquilidad que había buscado hace tanto tiempo, dejó de tomar medicación y empezó a disfrutar al máximo su vida.

“Al principio encontré horribles los sonidos de alta frecuencia, pero después se abrió algo en mí. Comencé a sentir que mi vida era mucho más agradable. Me aumentó increíblemente la percepción”, confiesa felizmente Gretchen, una ama de casa alemana quien acudió al Centro Tomatis de París para luchar contra su depresión crónica.

Como Luis y Gretchen, existen otros cientos de personas que aseguran el éxito de la terapia contra sus problemas emocionales. El Método Tomatis es una estimulación neuroauditiva que disminuye y erradica diversos conflictos, entre ellos la ansiedad, estrés, depresión, baja autoestima y muchos otros.

Tomatis® dinamiza y relaja al cerebro a través de mensajes sonoros especialmente preparados y escogidos para este fin – como composiciones de Mozart o cantos gregorianos –. De esta forma, y utilizando el canal auditivo como medio, desbloquea las barrera emocionales y neuronales que se crean inconscientemente en el cerebro a lo largo de los años, por traumas o choques afectivos.

Su efectividad contra estos desequilibrios es por su acción directa sobre el sistema límbico, que está fuertemente conectado con los mecanismos de emoción. Esto quiere decir que, la estimulación que Tomatis realiza sobre esta parte específica del cerebro, repara el estado de ánimo del individuo y lo motiva a salir de su postura de inacción, ocasionada por la tristeza absoluta de la que es víctima.

Además de ello, también actúa sobre el órgano del oído interno, denominado cóclea. Esta diminuta estructura en forma de tubo, resulta determinante para el equilibro emocional, pues tiene un papel de carga cortical, que es el efecto de aumentar el potencial eléctrico del cerebro.  Dinamiza y obliga al paciente a recuperar la actividad bloqueada con anterioridad por la depresión.

Mientras mayores sean los armónicos altos de los sonidos utilizados en la terapia, mayor es su efectividad contra el diagnóstico. Las ganas de comunicarse, motivación, paz e ilusión por la vida, regresan.

Tomatis® acaba con la depresión y permite al paciente recuperar la vida que el desánimo lo obligó a abandonar. Es la mejor opción para grabar nuevamente la sonrisa en un rostro decaído.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply